Cuando Tocamos el Cielo

Una generación totalmente nueva, en cinco años, surgió de la nada y alcanzó el Olimpo de las Tunas Sevillanas.

Antecedentes

La Tuna de Filosofía y Letras de Sevilla, en el año 1976 estaba en decadencia, ahogada, desnutrida de componentes, el núcleo de la tuna estaba fragmentado, tras concluir sus estudios, la mayoría de sus miembros regresaron a sus lugares de origen.

Los restantes, subieron a las tablas del certamen de Distrito Universitario de Sevilla, junto con la Tuna de Derecho, ya que también estaba de vacas flacas. Ambas actuaron juntas, formando un mismo conjunto.

Esa sería la ultima vez que la antigua Tuna de Filosofía y Letras subió a un escenario.

Recorte del ABC de Sevilla, a fecha de 26 de marzo de 1976, referente al Certamen de Distrito de Sevilla

La Puesta en Marcha

La Tuna de Filosofía, tras este período de decadencia, volvió a resurgir cual ave Fénix. En el momento de dar sepultura y entregar la bandera a la facultad, apareció un grupo de jóvenes, conformado por estudiantes de Psicología, Pedagogía , Filología e Historia, deseando retomar el arte del buen tunar.

Pronto empezó el «novataje» de la nueva generación. Los primitivos tunos de Filosofía hicieron un esfuerzo en intercalar sus nuevas profesiones post-universitarias con el jubón y la capa, para que prosiguiera la Tuna.

Una vez becados y entregada la bandera, la Tuna, apresurada por las ansias de un infante que estrena zapatos nuevos, se citó en la Hostería del Laurel y corrieron a rondar la estatua del Tenorio, que se encuentra en la plaza de Refinadores.

Integrantes de Tuna de Filosofía y Letras de Sevilla, en Cáceres, año 1981

Sin saberlo, en ese momento, los nuevos integrantes de Filosofía y Letras instauraron una tradición que ya forma parte del alma mater de nuestra tuna.

Fue en 1978, con un núcleo musical consolidado y miembros suficientes, la Tuna de Filosofía vuelve a participar en el Certamen de Distrito de Sevilla.

Ese mismo año fue estrenada la primera composición propia de la tuna, «Ronda de Amor» compuesta por Fidel Cañizares y Comu.

Año tras año, fue consolidándose el proyecto, engrosando sus filas con antiguos miembros de la Tuna de la Universidad Laboral que continuaban sus estudios, tras la extinción de ésta.

Fue notoria la llegada de Ángel Parreño» El Enano», «El Maño» primer Bandurria de la Tuna, de procedencia baturra , Angel «El Canario», Pepín, Utrilla. . .

Aquel Certamen de Distrito

Tras sólo cinco años en activo, esta generación consiguió imponerse sobre tunas con más experiencia, siendo, en aquellos tiempos, las tunas de Medicina, Arquitectura y Derecho las únicas locales que habían ganado el Certamen de Distrito Sevillano.

Gran parte de este logro se debe a Ángel Parreño «El Enano» manchego de pura cepa y jefe de la Tuna por aquel entonces, él consiguió el aula de ensayo en la antigua Universidad Laboral.

Anuncio del Certamen 14/03/1981

Es curioso que la Tuna de Filosofía y Letras no estaba en las quinielas de la prensa, debido a la gran trayectoria de las tunas antes citadas.

La Tuna de Filosofía entró al escenario con el pasacalles «El Parrandero», con Pablo de Madariaga efectuando los solos.

Una vez colocada la tuna, interpretaría la Marimba «Luna de Xelajú», seguido por el Pasodoble, que sería «Horas de Ronda», destacando Manolo Díaz en el baile de la Bandera y «El Comu» como Solista.

Era el turno del Solista con el tema «Amapola», Interpretado por Pepín.

Siguiendo la actuación, tocaba un Tema Canario, La folía «El Niño de Tenerife», interpretada por su compositor, Ángel Adán «El Canario».

Para concluir con el recital, la tuna efectuó como instrumental «El sitio de Zaragoza». Tras éste, la Tuna abandona el Teatro Lope de Vega a ritmo de la versión turquesa del clásico tema Sebastopool.

Certamen DUS 1981, Tuna de Universitaria de Filosofía y Letras de Sevilla

Valga de sentido Homenaje a todos los integrantes de esta generación que crearon el germen de la Tuna de Filosofía y Letras de Sevilla, muy especialmente a las figuras de Pablo y Amaro que forman parte de la Tuna Celestial.

2 comentarios en “Cuando Tocamos el Cielo

  1. Buenas noches.
    Ese día,inolvidable. Yo estuve en ese escenario ese dia. Tenia 17 años y no estudiaba filosofía pero estaba estudiando en la antigua universidad laboral de Sevilla en la que el Enano era el jefe de planta del colegio en el que me encontraba y como tocaba la bandurria me propuso entrar a formar parte.Recuerdo los largos ensayos en la universidad y que aceptase mi proposición de incluir como instrumental «El Sitio de Zaragoza » Inolvidable los tres años que estuve con en la tuna.
    La vida después hizo que cogiese por otros derroteros.

    1. Buenas Benito, tenemos la intención de juntar de nuevo a toda la generación, cuando las medidas sanitarias lo permitan, para darles un merecido homenaje. Muchos de sus miembros aun están activos y vienen a eventos de forma recurrente otros no tanto pero mantenemos el contacto. Nos gustaría seguir en contacto con usted.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *